Merche voluntariado en el orfanato Kisito

voluntaria orfanato
Mi nombre es Merche, llegue a Ouagadogu el 5 de diciembre de 2016 para colaborar de voluntaria en el orfanato de Home Kisito.
No tenía formación alguna. No soy sanitaria, ni tengo ningún título. Tan sólo podía aportar mis ganas de ayudar, que eran muchas, mi ilusión y mucho, mucho amor.
Tengo dos hijos y los cuidados a niños pequeños los tenía más que practicados.
A mi llegada a Ouagadogu, creí que me había trasladado al pasado unos 40-50 años. Pero bueno, me adapto rápido a cualquier situación. El idioma, al principio fue un impedimento. No sé francés ni inglés, pero descubrí que la mímica, un traductor en el móvil y una inmensa sonrisa ayudan mucho.

Al día siguiente, madrugué. Ni veía el momento de ir al orfanato y conocer a los niños. Después de presentarme a la directora y enseñarme el recinto, pase a conocerles.
Mi primer contacto me impactó muchísimo. Casi 20 niños corrían hacia mí gritando “mama” y estirando los brazos para que les cogiera. Otros, se agarraban a mis piernas. Niños preciosos, llenos de mocos y descalzos, pero bellos. Fue muy fuerte. Pude comprobar que no sólo eran huérfanos de padres…sobre todo eran totalmente huérfanos de amor y de muestra alguna de él.

He visto niños deprimidos. Niños sin juguetes. Tal vez por mi cultura, había cosas que no podía entender.
Las cuidadoras en general eran muy majas. Pero había 3 que trataban a los niños como si fueran cosas…aunque he visto cosas mejor tratadas.
Los niños me parecen unos maravillosos supervivientes, que me dieron sin saberlo muchas lecciones.
Me enamoré de ellos, de Ouagadogu, de sus gentes, de su humildad, de su carácter afable. Me sentí una Burkina B, me sentí una más. Es como si hubiera vivido siempre allí…

Me siento bendecida por la decisión y por lo que he vivido. Todo ello me ha dado la oportunidad de vivir grandes y maravillosas experiencias y de conocer a personas estupendas.
Quiero dar las gracias a Rafael Jariod por contagiarme su amor por África con esa maravillosa energía.
Este año volveré.

Merche Chacón

Related Posts